Cómo comer coños como Dios manda y que se vuelvan adictas a tus comidas

Te voy a enseñar cómo comer bien el coño y convertirte en algo parecido a un Dios para cualquier tía.

Advertencia. Este post te enseñará a comer el coño tan bien que la chica a la que se lo comas gritará de placer y se volverá sexualmente adicta a ti. Si esto es lo que quieres, entonces puedes seguir leyendo cómo comer coños.

Cuando utilices las técnicas que vas a aprender, tu chica va a gritar, chillar y va a pedirte que no pares.

Desafortunadamente, hay mucha basura por ahí sobre cómo comer coños de la manera correcta. Por eso he estructurado esta guía para comer coños de manera que no pueda ser más fácil ser un maestro del cunnilingus.

A decir verdad, sólo hay dos técnicas que necesitas: el Pancake y el Vortex y son de lejos las más placenteras e intensas que puedes utilizar. De hecho, cualquier otra técnica que puedas aprender no es ni de lejos tan importante como estas dos técnicas… aunque te enseñaré algunas otras técnicas, para que nunca te quedes sin ideas.

como comer el coño

La preparación: pasos para provocarla y complacerla

Uno de los secretos para que a la chica le complazca todavía más su comida de coño es la provocación y no empezar a comérselo hasta el momento justo (aunque te lo pida).

Vamos a ver paso a paso lo que tienes que hacer para provocarla

1. Empieza con un viaje lento

Besa desde su boca hasta sus pechos. Sigue besando su cuerpo mientras bajas hasta su cintura y caderas. Cuando llegues a sus bragas, pon una mano en cada pierna y sepáralas lentamente. Los puntos que son especialmente sensibles y que excitan a una mujer se conocen como zonas erógenas

2. No te preocupes por quitarle las bragas todavía

En su lugar, besa su vulva/vagina a través de las bragas e incluso apriétala ligeramente con tus labios. También puedes pasar suavemente tu lengua por su vagina desde el fondo hasta el clítoris.

3. Más abajo

Después de besarla a través de las bragas durante unos minutos, baja un poco más con tus besos a lo largo de la parte interior de su muslo.

Bésala a lo largo de la cara interna del muslo en una pierna, luego vuelve a subir y después cambia a la otra pierna.

Si le gusta más, puedes apretar suavemente la piel de la cara interna del muslo entre los labios o incluso los dientes, pero asegúrate de no ser demasiado brusco. De lo contrario, corres el riesgo de herirla gravemente. También puedes chupar la piel de esta zona para hacerle un chupón que nadie verá más que ella.

Cuando pases a la otra pierna, dedica un poco más de tiempo a besar su vagina por fuera de las bragas. No te sorprendas si te ruega que empieces a comérselo en este momento… si lo hace, trata de mantener un ritmo lento para seguir aumentando la anticipación.

4. Besa su pubis

Antes de quitarle las bragas, muévete por encima de su clítoris hasta llegar a la parte superior de sus bragas y dale unos suaves besos en su pubis

5. Quítale las bragas

Si aún no se ha quitado las bragas, coloca tus dedos a ambos lados de las mismas, en la parte exterior de sus caderas, y tira lentamente hacia abajo hasta que se las quite del todo.

6. Ahora empieza a besar y lamer lentamente (muy suavemente) alrededor de su vagina y clítoris.

El borde de tus labios debe hacer una pequeña cantidad de contacto con su vagina y clítoris a medida que te mueves alrededor… constantemente provocándola.

7. Cómele el coño bien

Finalmente, puedes llegar a comerle el coño… es hora de empezar a usar el Pancake & Vortex.

Utilliza las técnicas del Pancake & Vortex

Estas dos técnicas son increíblemente fáciles de realizar y como he dicho antes, serán las responsables de los orgasmos más potentes que puedas darle al comerle el coño.

Empieza sacando la lengua de la boca. Déjala caer sobre la barbilla y relájala. Ahora hágala ancha y plana (como un pancake). Mantendrás la lengua en esta posición cuando realices el Pancake, manteniéndola relajada, ancha y plana.

Para realizar el Pancake, empieza con la base de tu lengua en el fondo de la vulva de ella. Asegurándote de que toda la lengua esté bien cubierta de saliva, mueve lentamente la cabeza hacia arriba desde el fondo de la vagina hasta la parte superior, de modo que la lengua se mueva desde el fondo hasta que la punta de la lengua pase por encima de su clítoris.

NO hagas movimientos con la lengua. Mantenla relajada, ancha y plana. En cambio, tu cabeza hará todo el movimiento. Cuando tu cabeza se mueva hacia arriba, tu lengua la seguirá.

Cuando llegues a la parte superior, detente, aléjate de ella para no hacer más contacto y vuelve a empezar desde abajo.

Si mantienes la lengua relajada, ancha y plana, te aseguras de cubrir la mayor superficie posible de su vagina, proporcionándole la máxima estimulación.

Eso es todo lo que hay que hacer para realizar el Pancake…

Aunque hay algunas cosas importantes a tener en cuenta…

¿Qué debo hacer con la lengua mientras muevo la cabeza hacia arriba?

Sólo mantenla relajada, plana y ancha. Eso es todo. No intentes hacer ninguna forma con ella. No la enrosques. No realices ningún movimiento de aleteo. De nuevo, debe estar relajada, plana y ancha cuando te comas a tu chica.

¿Cuánta presión debo usar para comer un coño correctamente?

En primer lugar, no usarás los músculos de la lengua para aplicar presión mientras te mueves hacia arriba durante el Pancake porque estarás concentrado en mantenerla relajada, ancha y plana…

Sé que parezco un disco rayado, pero es crucial tener esto en cuenta.

En lugar de eso, usarás la cabeza y el cuello para aplicar presión. Esto tiene el doble efecto de hacer que tu lengua no se canse tan rápidamente… permitiéndote realizar el cunnilingus durante más tiempo, pero también permitiéndote proporcionar enormes cantidades de presión (si es necesario).

Así que, ¿cuánta presión debes usar?

La mínima posible. Más presión no equivale a orgasmos más intensos. Deberías utilizar una presión mínima durante los primeros minutos y medir su reacción. Debes ser tan ligero que apenas la toques.

Si ella puede correrse con una presión increíblemente ligera, entonces deberías centrarte sobre todo en usar una presión ligera.

Si no oyes, ves o sientes una gran reacción por su parte (respiración más rápida, gemidos, agarrarse a las sábanas, tensión corporal si está a punto de llegar al orgasmo), entonces empieza a aumentar la presión hasta que veas que lo está disfrutando. Sin embargo, tu objetivo debe ser siempre utilizar la mínima cantidad de presión posible para que se corra cuando la estés comiendo.

¿A qué velocidad debo ir?

Esto es similar a la cantidad de presión que utilizas…

Muévete lo más despacio posible.

De nuevo, tienes que ver cómo responde ella a esto. Si ella no disfruta mucho de tu movimiento lento, tendrás que acelerar. Muchas mujeres pueden correrse cuando te mueves lentamente desde el fondo de su vagina hasta la parte superior durante 15 largos y agonizantes segundos, mientras que otras necesitan que te muevas tan rápido como un perro bebe agua.

A la hora de determinar la presión y la velocidad de los movimientos, tienes que escuchar a su cuerpo y ver a qué reacciona. También debes pedirle su opinión sobre tu técnica. No tengas miedo de preguntarle si esto le funciona.

También puedes experimentar especificando que vas a realizar algunas técnicas y haciendo que ella las valore.

¿Debo hacer algo diferente cuando ella está a punto de correrse?

Hay dos escuelas de pensamiento sobre lo que hay que hacer cuando ella está a punto de correrse. La primera es para los principiantes y los intermedios, mientras que la segunda es para los avanzados…

Ritmo súper constante (principiante – intermedio) – La mayoría de las mujeres aprecian mucho cuando puedes mantener un ritmo increíblemente constante cuando están a punto de correrse. Así que, mantén la misma presión y mantén la misma velocidad. Cambiar el ritmo ahora puede arruinar su orgasmo y su estado de ánimo.

Agonizing Slow Down (avanzado) – Si has bajado a tu chica, la has llevado al orgasmo repetidamente y ahora puedes hacerlo con facilidad, deberías probar el Agonizing Slow Down.

Así es como se hace…

Cuando sepas que ella está a punto de llegar al orgasmo, reduce la velocidad ligeramente para que la aproximación final al orgasmo sea más larga de lo habitual. De este modo, ella experimentará la acumulación hiperplacentera del orgasmo durante un período más largo.

A medida que vayas probando, cuanto más cerca esté ella del orgasmo, más lento deberás ir. De esta manera, ella podrá disfrutar de esa sensación tan intensa justo antes de correrse, durante más tiempo. Esto hará que ella se corra mucho más fuerte de lo normal.

Resumen de aprender a comer un coño

Aprender a comer un coño es sorprendentemente fácil. Sin embargo, si quieres que tu chica lo disfrute y, lo que es más importante, que te lo pida, entonces tienes que tener en cuenta el eliminar los frenos a su deseo sexual y amplificar los aceleradores de su deseo sexual.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies